SEGUNDO COMBATE DEL SITIO DE CHILLÁN.

Formulario de búsqueda

Jueves, 5 Agosto, 1813

5 de agosto de 1813.

Corrían los primeros días del mes de agosto de 1813, cuando se desarrollaban las primeras acciones de guerra de la independencia chilena y tenía lugar el sitio de la plaza de Chillán. Los sitiados eran las tropas realistas que operaban en ese año en suelo chileno, mientras que los sitiadores correspondían a las tropas patriotas, cuyo general en jefe era el brigadier José Miguel Carrera.

Pronto este sitio resultó ser muy fatigoso para los patriotas, quienes sobrevivían en condiciones muy precarias y estaban en peligro de carecer de víveres y municiones. El día 3 de agosto de este año tuvo lugar un combate que estuvo a punto de terminar con la toma de la población, pero que finalmente se frustró. Durante el día siguiente no hubo ataques, sino uno que otro tiroteo.

Al amanecer del día 5 de agosto, se supo en el campamento patriota que los realistas harían una salida; de hecho, como a las once de la mañana, una columna de infantería se dirigía hacia una de las baterías patriotas, con el fin de asaltarla. El coronel Luis Carrera estaba a cargo de esa batería y mandó hacer fuego sobre la columna, con buenos resultados; pese a que esta última recibía refuerzos, no pudo llegar hasta la batería y sus hombres terminaron replegándose hacia la plaza. En vista de lo anterior, muchos soldados patriotas penetraron en la ciudad por los costados norte y sur, en persecución de los fugitivos; sin embargo, esto fue efectuado con mucho desorden y produjo terror entre los habitantes de Chillán, ciudad que quedó sembrada de cadáveres. Como la operación fue realizada sin plan alguno, terminó siendo infructuosa.

José Miguel Carrera observaba el estado lamentable de las fuerzas patriotas, pero pensó que los realistas se hallaban en una situación muy parecida, por lo cual, el día 6 de agosto envió nuevamente un parlamentario, quien se presentó ante el comandante Juan Francisco Sánchez. En la tarde del mismo día, el sacerdote realista Juan Almirall, secretario de Sánchez, llegó al campamento patriota para negociar con Carrera. Después el primero volvió a entrar a la población de Chillán, saliendo de ésta otro emisario con la respuesta del comandante Sánchez, quien no aceptó las condiciones impuestas por el general en jefe patriota.

Este último ya había decidido el abandono del sitio de Chillán. En la noche del día 7 al día 8 de agosto, los patriotas comenzaron a efectuar su marcha hacia el cerro de Callanco, llegando a los pies de esta altura en la madrugada del 10 de agosto. El 13 del mismo mes, estas tropas llegaban a las orillas del río Itata, el cual sólo pudo ser pasado el 17 de agosto, debido a que su caudal estaba muy crecido.

Por
Eduardo Arriagada Aljaro
Historiador PUC

BIBLIOGRAFÍA:
Diego Barros Arana, Historia General de Chile. Tomo IX. Santiago, Rafael Jover (Editor), 1888, páginas 148 – 155.