BATALLA DE SAN FRANCISCO DE DOLORES

Formulario de búsqueda

Miércoles, 19 Noviembre, 1879

19 DE NOVIEMBRE DE 1879

Siempre en el contexto de asegurar la cabeza de playa obtenida en Pisagua tras el desembarco de tropas en dicho lugar y asegurar el abastecimiento de agua para el ejército, las fuerzas chilenas iniciaron una serie de reconocimientos hacia el interior del desierto, a la sazón territorio enemigo, produciéndose algunos enfrentamientos parciales. Uno de estos choques es la importante batalla de San Francisco de Dolores, la cuál fue el primer gran enfrentamiento entre los beligerantes.

Contrario a la creencia de que Buendía se concentraría en Agua Santa sin moverse para preparar la defensa de Iquique, se tuvo la noticia al atardecer del día dieciocho que el mencionado general se movía con sus tropas hacia el norte, arriesgando a la División Sotomayor que se encontraba en Dolores. Éstos se vieron obligados a tomar posiciones defensivas en los cerros cercanos. Esto motivó la rápida salida de la artillería de Velásquez desde Pisagua como medida de refuerzo, que llegó el mismo día de la batalla a tomar sus posiciones. Aquél 19 de noviembre, “Buendía fraccionó a sus hombres en tres divisiones, las que debían atacar en dirección del pozo de Dolores envolviendo a los defensores.”1

Una vez que estalló la batalla, la situación se mostró más bien sombría para las fuerzas chilenas, tornándose la lucha encarnizada por momentos. Ejemplo de esto es lo ocurrido con la posición de artillería del mayor Salvo, la que tomada por sorpresa y acosada por el enemigo, se vio obligada a batirse cuerpo a cuerpo para defender sus cañones. De no ser por la irrupción de los soldados del regimiento movilizado Atacama, esta posición se habría perdido. “En el resto del campo, la batalla se había generalizado. Buendía insistía en su intento de envolver la posición chilena, pero los aliados fueron rechazados en todos los sectores reiteradamente por los cañones chilenos.”2

Finalmente, al cabo de casi dos horas de continuo combate, las fuerzas aliadas perdieron el ímpetu y al notar la retirada de su caballería, se precipitó la del resto de sus hombres en dirección de la oficina salitrera de Porvenir, situada más al sur, quedándose Chile con la victoria.

Por
Carolina Herbstaedt M.
Historiador UAI
Academia de Historia Militar

Nota al pie:

1. Academia de Historia Militar. “Atlas Histórico y Militar de Chile.” Ediciones Academia de Historia Militar. Santiago de Chile. Agosto de 2010. pp. 138.
2. Ídem.