REVOLUCIÓN DE 1851

Formulario de búsqueda

Miércoles, 29 Julio, 2015

DOCUMENTOS RELATIVOS A LA REVOLUCIÓN DE 1851
PRIMERA PARTE

A continuación se presenta la primera parte de una selección de documentos transcritos del Fondo Ministerio de Guerra del Archivo Nacional Histórico, que tienen relación con la Revolución de 1851. Estas fuentes tienen que ver principalmente con los asuntos relativos a la movilización y desmovilización de hombres y de recursos logísticos, que acontecieron con motivo de esta campaña. Los documentos van acompañados de reseñas y comentarios. Esperamos que sean del interés de la comunidad de investigadores que estudian los temas históricos y militares de nuestro país.

La Revolución de 1851 se inscribe dentro de la larga lucha que durante el siglo XIX sostuvieron liberales y conservadores, a la hora de dar al país un orden político y social conforme a sus ideas. Dentro de la centuria decimonónica, este conflicto tuvo cuatro grandes hitos: la Guerra Civil de 1829 – 1830, la Revolución de 1851, la Revolución de 1859 y la Guerra Civil de 1891. Esta revolución en particular aconteció en los inicios de la administración gubernamental de Manuel Montt y, si bien tuvo al Gobierno como el
ganador, tuvo también un alto coste de vidas humanas.

Normalmente, la historia militar de Chile del siglo XIX es mirada hacia afuera, teniendo como eje las guerras internacionales que nuestro país sostuvo con otros Estados americanos. En cambio, esta mirada desde dentro es poco conocida y revela a un Estado y a una sociedad que no estuvieron libres de tensiones internas, pese a que se considera a Chile como el país hispanoamericano más estable y ordenado del siglo XIX. La pugna entre liberales y conservadores no se saldó con la Guerra Civil de 1829 – 1830, sino que permaneció latente a lo largo del siglo XIX, con explosiones periódicas de las cuales la Revolución de 1851 es una de esas expresiones.

Se formaron dos ejércitos, uno gobiernista al mando de Manuel Bulnes y otro revolucionario comandado por José María de la Cruz. Hubo campañas tanto en el norte como en el sur de nuestro país, pero fue en esta última zona donde se dio el encuentro decisivo, que correspondió a la batalla de Loncomilla, que finalizó con el triunfo de la fuerza que apoyaba al gobierno de Manuel Montt.

Sin embargo, el conflicto ya mencionado permanecería latente y volvería a explotar en 1859, cuando estaba finalizando el gobierno de Manuel Montt.

Eduardo Arriagada Aljaro
Historiador PUC
Magíster en Historia Militar y Pensamiento Estratégico
Investigador de la Academia de Historia Militar