ANTONIO HURTADO Y EL COMBATE NAVAL DE IQUIQUE

Formulario de búsqueda

Sábado, 24 Mayo, 1879

21 mayo 1879

ANTONIO HURTADO Y EL COMBATE NAVAL DE IQUIQUE

En el contexto general de la Guerra del Pacífico, más exactamente cuando transcurría la Campaña Marítima, era común que dentro de la dotación de los buques de la Escuadra Nacional existiera una guarnición militar, cuyos integrantes provenían del Regimiento de Artillería de Marina. Ha existido una discusión acerca de si este último cuerpo perteneció al Ejército, o a la Marina. Una interpretación señala que era una unidad dependiente del primero, pero cuya tropa estaba subordinada a la segunda.

En el caso particular de la gloriosa corbeta “Esmeralda”, la guarnición correspondiente consistía en 33 hombres, siendo su comandante el subteniente de artillería Antonio Daniel Hurtado. Este último había ingresado a la Escuela Militar en 1873, pero no pudo egresar debido a que ese establecimiento fue cerrado en 1876. No obstante lo anterior, apenas estalló la Guerra del Pacífico, se integró como subteniente en el mencionado Regimiento de Artillería de Marina.

De esos 33 efectivos, 27 de ellos fallecieron durante el Combate Naval de Iquique, el cual tuvo lugar el 21 de mayo de 1879. El subteniente Hurtado y otros cinco sobrevivientes fueron llevados al monitor “Huáscar” y en diciembre de ese mismo año fueron liberados mediante un canje de prisioneros.

A continuación, Antonio Hurtado fue destinado a otro buque de la Escuadra Nacional, el que estaba al mando de otro célebre marino, el capitán de navío Juan José Latorre; en esa condición, Hurtado tomó parte en el combate de Arica. Posteriormente participó en la Campaña de Lima, encontrándose en las batallas de Chorrillos y Miraflores.

Una vez finalizada la Guerra del Pacífico, Antonio Hurtado siguió sirviendo en el Ejército, retirándose de la institución el año 1911, como teniente coronel. Cuando se cumplió el Centenario del Combate Naval de Iquique (el 21 de mayo de 1979), sus restos fueron llevados a la Cripta de los Héroes de Valparaíso, donde descansan junto a los del capitán Arturo Prat y sus compañeros.

Eduardo Arriagada Aljaro
Historiador PUC
Academia de Historia Militar