DESEMBARCO Y OCUPACIÓN DE ANTOFAGASTA

Formulario de búsqueda

Viernes, 14 Febrero, 1879

14 de Febrero

La pugna entre Chile y Bolivia relativa a los límites y los tratados que a éstos regulaban, comenzó a incrementarse y a escalar en gravedad. A medida que avanzaba la década de 1870 y que las negociaciones por los límites con Bolivia se tornaban cada vez más intransigentes, Chile comenzó a tomar los resguardos necesarios para el caso que se tuviera que requerir a la fuerza. “El Gobierno del presidente Errázuriz encargó apresuradamente a Inglaterra la construcción de dos buques blindados, que fueron el Cochrane y el Blanco. No obstante la situación que se vivía, el ejército no fue incrementado, manteniendo una dotación que no superaba los 3000 hombres, empleados fundamentalmente en la pacificación de la Araucanía.”[1]

Tras el anuncio de Bolivia de aplicar un impuesto de 10 centavos por quintal de salitre en febrero de 1878, lo que violaba el tratado de 1874, e instado por la Compañía de Salitre y Ferrocarril de Antofagasta, el presidente Aníbal Pinto elevó la queja correspondiente que primero fue ignorada y luego rechazada por Bolivia. Al no mediar acuerdo, Chile sugiere un arbitraje para zanjar la cuestión, pero éste es condicionado por Bolivia al pago de los impuestos adeudados por las salitreras chilenas, lo que Chile no acepta. Como éste gravamen permaneciera impago, Bolivia procedió al embargo y remate de las compañías.

El Gobierno entonces transmite un ultimátum por medio de su Ministro Plenipotenciario, que no obtiene mucho eco, por lo que cuando se procede con el remate de los intereses chilenos por parte de Bolivia, Chile opta por ocupar militarmente la ciudad de Antofagasta. Este procedimiento que se llevó a cabo en forma pacífica y contó con el apoyo de la población, principalmente chilena, sin que ningún hecho desafortunado manchase la jornada.

“Doce mil almas, agrupadas en calles y plazas y abrazando banderas chilenas, se entregaban a todos los desbordes de un entusiasmo incontenible. Hombres, mujeres y niños, cantando en inmenso coro, los himnos sentidos de la patria, interrumpidos por estruendosos vivas a Chile, hacían estremecer de júbilo los corazones y al pueblo todo, que engalanado hasta en su última choza con los colores de la tricolor bandera, sentíanse feliz al amparo de los derechos constitucionales de la república.”[2]

Por
Carolina Herbstaedt M.
Historiadora UAI.
Academia de Historia Militar.

*NOTAS*

[*] En la imagen vemos a la Compañía de Artillería de Marina y Compañía del Batallón Nº 3 de Línea, formados en columnas en la Plaza Colón de Antofagasta en 1879, tras el desembarco.
[1] Academia de Historia Militar. “Atlas Histórico y Militar de Chile.” Ediciones Academia de Historia Militar. 1ª Edición. Santiago de Chile. pp 128.
[2] López E., Juan. Citado en Bisama Cuevas, Antonio. “Álbum Gráfico Militar de Chile. Campaña del Pacífico. 1879 – 1884.” Librería Editorial RicaAventura. Santiago, 2ª edición 2008. pp. 28.